World Ski Awards Winner 2016

ORDINO

Un valle que cautiva

Ordino es la capital, el corazón y el motor del valle que lleva su nombre. Su encanto estriba en haber sabido combinar el crecimiento y la modernización con el respeto a su pasado ganadero y agrícola, conservando así un importante patrimonio cultural. Se trata de un pueblo que hace de la paz su estandarte, pero sin renunciar a todas las comodidades de la sociedad moderna. De los 85 km² que ocupa, un 33 % son bosques.

Segudet y Ansalonga son dos pequeñas poblaciones muy próximas a Ordino. El hecho de que entre las dos no lleguen al centenar de habitantes hace que se conviertan en auténticos paraísos de la tranquilidad. También Sornàs emana aquel aroma tan encantador de pueblecito de montaña, donde el tiempo se detiene y atrapa al visitante.

La Cortinada es uno de los pueblos que más patrimonio románico posee, como por ejemplo la iglesia de Sant Martí de la Cortinada y sus pinturas murales, el paso del Camino Real y otros puntos de interés como el Centro de Naturaleza. Entre sus numerosas casas antiguas y campos de cultivo, destaca una casa de las más antiguas del Principado, que se ha convertido en patrimonio cultural: Cal Pal (siglos xv-xvi).
Asimismo, La Cortinada ofrece numerosos caminos para la práctica del senderismo y múltiples panorámicas al corazón del valle.

En dirección a la estación de esquí encontramos Arans y Llorts, este último con el atractivo de la mina. A través de Llorts se accede al valle de L’Angonella, que ofrece un espectacular paisaje de montaña repleto de lagos. Por último, El Serrat, con menos de cincuenta habitantes, es la población más alejada de la capital de la parroquia. Se encuentra justo antes de llegar a Arcalís y a los lagos de Tristaina, un bucólico paraje de formación glacial, con el pico que lleva el mismo nombre presidiendo el valle (2.878 m).
 
 

Ordino_verano

Ordino_verano

Ordino_verano